Ads 468x60px

Push your language´s flag to translate this website

Catalá Galego Português English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Fe, fides, fidelitas ¿en la religión o en la humanidad?





"Fe" guarda en sí un amplio abanico polisémico, no pierde de vista un tronco común, una familia de la que parte, unas raíces de las que bebe y a las que vuelve constantemente, al igual que una barcaza que cabotea por la costa pero que jamás se aleja demasiado de la tierra, del hombre, de sus valores, de sus creencias… de su inocencia. A continuación voy a mostraros un periplo por las olas de lo que para mí es la "fe". De forma conjunta participaremos de un viaje a través del tiempo que pondrá de relieve varias posturas y cómo yo prefiero quedarme del lado de la humanidad frente a los que prefieren el lado de la religión. No pretendo convencer a nadie de mi postura, ni mucho menos ofender con ella. Creo que el mejor homenaje que se puede hacer a la verdad es que cada uno relate la suya y respete y tolere (comparta o no) la de los demás. Para comenzar el viaje hay que imaginarse unos rayos de sol, relajarse, esbozar un sonrisa y adentrarse en un mundo apasionante cómo es el de la "fe".
"Fe", es una palabra que se gesta tras pronunciarse muchas veces durante generaciones. Procede de la evolución fonética de otro término latino fides-ei (el que es fiel) o la persona que es digna de la fidelitas (la lealtad, la confianza, la seguridad) de aquellos que le conocen y que le guardan aprecio y respeto. Incluso ha generado nombres propios, cómo el de Fidel (fiel, leal, seguro) y de la fidelitas de los romanos proviene nuestra fidelidad. Otro de esos múltiples sentidos a los que aludía se comprende fácilmente apelando a la música. Existe un sello de calidad tecnológica que aparece en equipos de música (High Fidelity o Alta Fidelidad), en las que se refleja de manera mucho más fidedigna y acercándose a la realidad, sin ruidos, ni distorsiones, la reproducción más pura del sonido deseado. Eso también es la fidelidad, dar fe, constatar, aseverar que lo comprobado es auténtico, cómo notarios de la música, escrutando y disfrutando de los violines de la primavera de Vivaldi escuchados en una cadena de música con estándares tecnológicos HF. Con el deporte llegaríamos a otra acepción, los jueces del record de los guinnes dan "fe" de lo conseguido y certifican, al igual que los documentos oficiales en una Administración Pública, que lo constatado es cierto, y además ha sido comprobado. Por último nos queda la aceptación que más enjundia proporciona y que más debates encendidos genera, todo lo relacionado con "las creencias" y será en estas corrientes en las que nos sumerjamos en el resto de nuestro viaje.
Surcando sus mares con buena música de fondo, llegamos a través del mar Jónico a tierra firme, en la ciudad portuaria de Crotona, en la costa oriental de Calabria al sur de Italia, en torno al 525 a. C. Es una antigua colonia helena donde Pitágoras explicaba a sus discípulos en qué consiste el número Ф (fi) o aúreo. Similar a fides (aunque sólo por su inicial) fi, viene para algunos de Fibonacci o de la inicial de Fideas para otros, el famoso escultor de la Grecia clásica que utilizó esta proporción en la elaboración de sus obras. Pitágoras, Fideas, Fibonacci y muchos otros dan fe de la realidad, la constatan y la plasman de la forma más pura posible a través de las matemáticas y nos muestran cómo el número fi se encuentra en numerosísimas ocasiones en plena naturaleza, en un sin fin de caracolas, caballitos y estrellas de mar, plantas, pájaros, por no hablar de su utilización por el hombre en edificios, pinturas, esculturas… resumiendo la sección aurea o fi es una proporción de tamaños, que aparece perfectamente explicada en el siguiente vídeo. Gracias a la fe de algunos en la naturaleza y su explicación en lenguaje matemático hoy podemos disfrutar de tantos avances.






Los pitagóricos creían en la inmortalidad y en la transmigración del alma, que el universo era una armonía, un orden, una proporción y con la que se podía vivir de acuerdo a ella. Bastaba abstenerse de comer algunos alimentos, sencillez para vestir, para gastar y para poseer bienes materiales y en el hábito del autoanálisis, algo así a “Conócete a ti mismo y descubrirás por qué no tienes que vivir con miedo e incertidumbre ni respecto a ti, ni respecto al resto de seres vivos o del universo”. Pero para ello el sujeto que lo lleve a cabo, ha de ser fiel a sí mismo. Cómo comprenderéis fueron tildados de “...Estos pitagóricos deben estar locos” y, en cuanto mantener sus preceptos, supuso no seguir las indicaciones u oponerse a algún tirano local, les quemaron la sede. El propio Pitágoras tuvo que exiliarse de Crotona a Metaponto.
Curiosas las proporciones que se dan en la naturaleza, en nuestra percepción, que generan una armonía para nuestros sentidos, para nuestra mente. Naveguemos de nuevo, esta vez hasta otro momento anterior en el tiempo. ¿Cuándo surge la "fe" de las creencias? Para tener "fe" en este sentido hay que creer y para creer hay que poseer una capacidad simbólica para abstraer, pensar y comunicar esas elucubraciones. Todo parece indicar que eso es consustancial a nuestra especie "homo sapiens" y queda constatado en el registro arqueológico con total seguridad a partir de unos 40.000 años BP en el que aparece el arte, la religión y la ciencia. Probablemente para rellenar un vacío originado evolutivamente a lo largo del tiempo y en el que la aparición de la consciencia cómo tal hace que la madre naturaleza nos desprovea de su protección. Es el precio que tuvimos que pagar por recibir el fuego que la mitología griega nos relata, el desarrollo de la tecnología, nuestro propio progreso. El desarrollo del lenguaje, el control del fuego, el simbolismo, la escritura, la rueda, la civilización. Desde que somos conscientes que vamos a morir algún día, desde que dejamos la infancia atrás, se produce un vacío existencial, una "ser consciente" de que existimos y llegamos desnudos a este mundo y cómo tal un día lo abandonaremos, es el inicio de partida de una respuesta emocional e irracional, cómo es la "fe" que trata de copar todas esas preguntas, de darle una seguridad y un sentido a la vida.
Para mí, básicamente hay dos tipos de "fe" la que cree en la humanidad. Bien pensando en que el hombre es bueno por naturaleza (J. J. Rousseau) o un lobo para el propio hombre (T. Hobbes); con todos los estadios intermedios posibles entre ambos, se parte de una aceptación cómo individuo dentro de un grupo del que formamos parte y que identificamos con la humanidad. Existe un segundo grupo marcado por las religiones en el que es necesaria, al menos, una divinidad que contribuyó en nuestro forja y a la que volveremos si seguimos los pasos, correctos, marcados, teledirigidos , sin salirnos de la senda, que nos imponen una serie de individuos en nombre de nuestro propio bien y de la que con el control de la sexualidad, la moral, se consigue llegar a ella.
¿Pero, cómo llegamos a esas dos opciones? Dentro de las estrategias para nuestra propia supervivencia como especie llegamos a difundir unos patrones de comportamiento basados en el criterio de autoridad otorgado a quien podía de forma sobrenatural contactar con la(s) divinidad(es) y ofrecernos su protección a cambio de unos comportamientos morales individuales rectos y austeros y también unos éticos en los que nos marcaban cómo y de qué manera podíamos comportarnos en sociedad. Estos chamanes, pasaron a sacerdotes ya con los estados y de transformar el sílex en herramientas para la supervivencia terminamos produciendo en serie microchips de silicio con los que comunicarnos en modernos, potentes (y cada vez más pequeños) ordenadores. En estadios intermedios tuvimos que sufrir complejos y crueles estilos de vida donde las armas acallaban las palabras y la sangre fluía por caudalosos ríos en nombre de la "fe", de religiones reveladas y no, de politeístas y no. Dónde guardar "fe", vino a transformarse en ser “elegido” por los designios de la divinidad y con el libre albedrío de poder decidir, a espaldas de una ética oculta en subterfugios de doble moral pero practicada por unos y por otros (sin distinción de exégetas o escrutados) en su comunidad. Premiado al ser constante en sus afectos, por el cumplimiento de sus obligaciones y en no defraudar la confianza depositada en él por el sistema. Del anterior concepto de "fiel" pasaríamos en plural a “fieles” o creyentes, aquellos que depositan su "fe" o confianza plena en una creencia a la que dan valor de realidad, es decir una realidad construida socialmente que “viven” que "vivencian" reflejando lo más escrupulosamente posible un “estilo de vida” basado en una autoridad moral a la que se utiliza como modelo por sus conductas y sacrificios en pos, en teoría, de los demás.
Y hasta ahí estoy de acuerdo, comparto que todos (unos en la humanidad y otros en la religión, o quien determine que no tiene fe en nada, o las que cualquiera pueda tener) tenemos nuestras creencias y somos "fieles" a unas verdades o preferencias que para nosotros merecen el mayor de los respetos. Esa "fe" yo la aplaudo mientras respete el credo de los demás, mientras tolere que "mis verdades" tienen el mismo valor de realidad para mí, que las de mi vecino para él. Mientras no se me niegue, ni se me menosprecie por haber nacido en un lugar que a ninguno nos han consultado dónde queríamos hacerlo, o elegir el color de la piel o las creencias de nuestros ancestros, coincidieran o no con las que nuestros padres o seres cercanos nos han inculcado desde pequeños (o las que al final por diversos avatares nosotros mismos hemos forjado) o nacer hombre o mujer, o tener una determinada condición sexual...
Cuando alguien ha de decidir por mí, cómo debo vestir o llevar un determinado corte de pelo, incluso cómo pensar, cuando se prejuzga lo que valgo o lo que soy, por ese tipo de estereotipos, no hay cabida en esa mentalidad para la dignidad de la persona y si cada uno no pueda determinar sin presión directa o indirecta su libertad (cómo ocurre en algunos lugares del mundo con defensores acérrimos autoerigidos de la "fe") dejamos el terreno de la "fe" para introducirnos en el campo de la manipulación de la misma. Nos introducimos en la intolerancia, la violencia, en el fin justifica los medios y los mártires son el ejemplo a seguir. Sin cuestionar, ni discutir, sin poder pensar o decidir por uno mismo. Si alguien ha visto Ágora, la película de Amenabar, podrá poner imágenes a lo que me estoy refiriendo.
Cuando el ejemplo a seguir es alguien que ha abandonado todo para ofrecer su vida por los demás, a través de unas pautas que se han jerarquizado con el tiempo, cuando a su biografía se le omiten detalles para convertirlo en alguien más cercano a la divinidad, creo que se desvirtúa la humanidad de esa persona, se le pasa por el tamiz idealista de haber sido un ejemplo a seguir, de conducta intachable, pero no por sus esfuerzos en nuestra mejora o por los progresos de los que todos nos podemos beneficiar cada día. Los pitagóricos de los que hablaba antes en su momento, o incluso hoy en día profesionales de la rama sanitaria que nos salvan la vida con sus vacunas, asepsias, higienes, operaciones y cuidados. Los filósofos con sus efectivos métodos para qué pensemos. Los nutricionistas con sus dietas. Los profesores con sus enseñanzas o los inventores con sus patentes. Todos ellos pasan a ocupar ese lugar privilegiado, pero no por lo que acabo de exponer (para los controladores de la fe) sino por qué tenía más "fe" que los demás, por que seguía los dictados de forma más dogmática que el resto, y si esto no es así (no se le reconoce mérito alguno y cae en el vacío de los justos), en una "damnatio memoriae" que roza la indecencia.
Al final lo que trasciende y cala en el nivel freático de las emociones son o la capacidad de conmover con la ternura y la solidaridad, esa ayuda en ámbitos de extrema pobreza, pero como contrapartida, a costa de una evangelización impuesta o los martirologios, las excrecencias, el sacrificarlo todo por una "fe" que mueve montañas. Mantenida a base de violencia, que es origen y fin de más violencia y fuente de contenidos reprimidos que antes o después explotan y salen hacia afuera, pero que no es capaz de rebelarse contra el "status quo" establecido según unos verdades irrefutables, previamente determinadas tautológicamente y sobre todo que encajan perfectamente con una ideología muy definida e inamovible. Como estamos hablando en términos religiosos la ideología se identifica con una verdad revelada a través de un mensajero que cruza la naturaleza divina para llegar a la humana y mostrar ese deseo inicial de comunión inefable entre ambas, una suma y eterna felicidad cuyo origen y fin es un Amor (con todos mis respetos y según mi humilde opinión) “deshumanizado” e individual entre el ser humano y la(s) divinidad(es). Antes o después se pone en práctica aquello de "aparta a los seres humanos, los unos de los otros y de ellos entre sí y conseguirás que todos hagan tu voluntad, por que anularás su capacidad de cooperación, de trabajar en equipo, de luchar por aquello que consideran justo, pues en sus vidas pasa a ser necesario un elemento intermedio que les observa, les escruta, les juzga y tiene la capacidad de decidir sobre su vida y su muerte y lo que es peor, sobre la de sus semejantes y seres queridos" ¿hay acaso mayor chantaje emocional encubierto?
Si volvemos hacia atrás y la corriente de las olas nos devuelve en torno al 40.000 BP del que hablábamos antes, a partir de aquí, cuando se produce (al menos a partir de ahí ya lo tenemos completamente atestiaguado) el completo desarrollo de la "consciencia" en el ser humano, o quizá mucho antes, ya desde nuestra condición de mamíferos, puesto que ya lo mostramos desde que mamamos con apenas horas de vida y en la que no nos importa, ciegos cómo vamos en pisar por encima a algún hermano de camada para poder amamantar a gusto. Me refiero precisamente a aquello cuya idiosincrasia encierra la "fe" y de la que no se puede separar. Precisamente no me refiero a "fiar" o asegurar que una persona cumplirá lo que otra promete, o pagará lo que debe, obligándose, en caso de que no lo haga, a satisfacer una compensación por ello, sino a "confiar". Quien tiene "fe" (en la humanidad o en la religión, o en lo que sea) es confiado, sin confianza no puede existir la "fe", ni tampoco las estafas o los timos.
Las estafas se producen casi siempre ante la pretensión de un enriquecimiento súbito por parte de la víctima que piensa inicialmente que va a conseguir un beneficio fácil tras una pequeña inversión que a la postre no solo amortizará sino que le causará pingües beneficios y una parte de las veces con comportamientos no muy éticos. Ejemplo de ello son los conocidos cómo tocomocho, timo de la estampita, falsas loterías premiadas, estafa piramidal y un largo etcétera. Tras producirse ese desembolso inicial, toda la escena que había sido perfectamente planeada con antelación, se convierte de golpe para la víctima en una trampa de la que ya es tarde para salir y ese inicial ansía de conseguir con poco esfuerzo mucho, se convierte en la pérdida total de lo invertido.
Por lo tanto el peligro no estriba en las personas que actúan de buena "fe" sino en los carroñeros que esperan agazapados en las esquinas para poder aprovecharse de lo anterior y delinquir a gusto. Por lo tanto para poder gozar de la salvación eterna debemos realizar una “pequeña” inversión a costa de tropezar con algunos seres a los que se supone una autoridad moral por su condición (humana o religiosa) y sin embargo se constata ánimo de lucro, mantener posición o estatus social o privilegios para tener fácil acceso a víctimas que simplemente iban confiadas con esperanza ciega en alguien de quien nunca se podrán olvidar. No pretendamos tampoco conseguir "fácilmente" algo que parece imposible si con ello alguien va a salir beneficiado a todas luces, a costa de nuestra desesperación, momento o mala racha que estemos atravesando. Tampoco pretendo criminalizar a quien sea devoto de alguna religión o a sus más fervientes seguidores. En todos los grupos hay personas maravillosas y otras deleznables. Lo que apunto es que la "fe religiosa" no es precisamente lo que nos acerca más a los primeros que a los segundos, por mucho que algunos se empeñen en que así sea. Es la "fe en la humanidad" la que nos hace buscar sentirnos a gusto en torno a personas semejantes a nosotros mismos (sea en torno a temas religiosos o no). Muchas veces confundimos tener "fe en valores humanos" con "fe en valores religiosos" puesto que estos se adueñan de los otros y los desvirtúan hasta la aceptación de los dogmas, sin dogmas no hay valores humanos, pero ¿son necesarios esos dogmas?.
Todos debemos tener "fe" en algo, y de hecho así es, pero también es cierto que en esa "fe", tenemos la libertad de elegir dónde depositarla, con quien compartirla, que nunca bajo ningún concepto sea impuesta u obligados a declarar sobre ella, que no se nos veje, humille, excluya o suframos una merma en nuestra dignidad como personas por dejar de tener o no "fe". Intentar no dejarnos engañar, valorar a los seres humanos por cómo son y cómo se comportan realmente y no por estereotipos para lograr sonreír día a día en una realidad que siempre supera la ficción.

Chema García

65 comentarios :

  1. Me he sumado a esta iniciativa de hablar de la fe y me siento honrada de tener algo en común con muchos de vosotros en un tema enfocado desde puntos de vista tan dispares...
    Extenso y completo artículo.
    Que sigas bien.

    ResponderEliminar
  2. Un post muy interesante y educativo.
    La fe es tantas cosas a la vez, que cada uno elige la suya propia.

    Buen fin de semana y besitos de jengibre.

    ResponderEliminar
  3. Buen trabajo sobre la fe, Chema.

    Un saludo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Sabía que aquí iba a estar en este día Chema, sabía que escribirías un fantástica e inmaculada reflexión acerca de la Fe. Un placer cruzarte por aquí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Chema, medio tocayo, "Dios crece" en el nombre de José... Me apunto a las dos fes, o no soy capaz de distinguir la fe en la humanidad y la fe en Dios (a lo mejor la religión pasará cuando nos convirtamos en una especie espiritual, el Espíritu estará siempre por encima de ritos y de dogmas).

    Tu artículo es magistral, he disfrutado y discernido mucho leyéndolo, tienes muy claras las ideas y una capacidad de relación asombrosa. Creo que volveré para rumiarlo más despacio. Esta noche, no lo pregones por ahí, pero creo que es de lo mejor que he leído sobre la Fe y sobre la fe.

    Encantado y gracias por tu visita. Un abrazo de José.

    ResponderEliminar
  6. Anna Jorba Ricart, es una maravillosa iniciativa, compartir puntos de vista, visitas y reflexiones. El tema da mucho para hablar. Un saludo y agradecido por tu visita y comentario.

    ResponderEliminar
  7. Enorme la defensa de los valores humanos Chema.
    Coincido plenamente contigo en tu valoración de los mismos.
    Vamos a seguir teniendo fe en la humanidad, gracias a esa fe podremos seguir coincidiendo muchas más veces en estas celebraciones blogueras.
    Un abrazo y felicidades por este maravillo post.

    ResponderEliminar
  8. Jengibre, es lo maravilloso de la fe. La voluntad de poder elegir en qué deposar nuestra fe. Un saludo enorme. Me alegro que te haya gustado. Te sigo y te leo, muy bueno tu post sobre la fe!!

    ResponderEliminar
  9. Sinceramente amigo, Magistral, tanto que mañana volveré a leerte con más calma, ha sido una entrada de ordago y tras muchas lecturas haces un compendio de todo lo que llevo leído.

    No me queda más que dejarte un abrazo agradecido por tu participación y vuelco en lograr hablar de fe generando interés en la lectura.

    ResponderEliminar
  10. Canoso, alguna hora me ha llevado, pero para enlazar cada pensamiento. Mis manos no eran tan rápidas cómo mi mente al generarlas ;) supongo que nos pasará a todos. Un saludo y muy buen finde!!

    ResponderEliminar
  11. Adrián J. Messina, el placer es mio, cómo siempre. Es un lujo coincidir con personas como vos sobre pensamientos, reflexiones, puntos de vista particulares y personales, hay un plus que lo hace muy interesante. Un abrazo y maravillosa prosa poética la de tu blog. Un saludo afectuoso!!

    ResponderEliminar
  12. José Puerto Cuenca, interesante reflexión. Yo si creo en el espíritu, en lo que no creo es en su enclaustramiento y amordazamiento por parte de las religiones. En quitarle el frescor para reverdecerlo más. Ser espiritual (para mí) no es ser religioso, aunque puede haber más puntos en común en alguien que es espiritual y religioso que no en alguien que es ateo, salvo que éste sea tan racional y sublime que coincidas en muchos puntos con esa persona. Por lo tanto racionalidad e irracionalidad se pueden acercar a veces más de lo que parece, o en cualquiera de ellas se puede estar más distantes de lo que en un momento podría parecer. Coincido en lo que el espíritu siempre estará por encima de ritos y de dogmas (al igual que necesitamos de la razón cómo del comer o del beber). Quizá dentro de nosotros exista ese auriga invisible del que hablaba Platón y que trata de dirigir los pasos de esos caballos, uno bueno y celestial buscando la idea del bien y otro torpe y pesado que se empeña en seguir unido a la tierra en vez de volar cómo los dioses. Sólo que yo los sustituiría por un caballo que desea galopar hacia el mundo espiritual y otro hacia el racional. Pero cuidado ¿qué sería de nosotros sino tuviéramos los pies en la tierra? Quizá volar mucho cómo los dioses no sea lo más adecuado, quizá no volar nunca nos haga teorizar demasiado sin vivir experiencias que nos llenen. Sino mantener un cierto equilibrio entre ambas partes (e ir de vez en cuando donde nos dirija cada caballo) siendo fieles a nosotros mismos y a nuestra manera de ser y de comportarnos en este mundo. Me gustó mucho tu poema "Platón te llama". Agredecido de que te haya gustado el post, de tu visita y del intercambio de reflexiones. Vuelve cuando quieras. Me halagas de veras, pero este día ha habido tantos post sobre la fe y mucho mejores que el mío (lo digo respirando tranquilo y con una amplia sonrisa en los labios). Gracias de nuevo. Un saludo y un abrazo!!

    ResponderEliminar
  13. Kepasa, Chocalá colega!! Desde luego que sí. A mi estas cosas me encantan!! Los valores humanos son realmente importantes. Agradecido de tu visita y de tus palabras. Un abrazo fuerte apañero!!

    ResponderEliminar
  14. Senovilla, tus palabras me llegan bien adentro (cómo todos y cada uno de los comentarios, pero te considero un magister vitae, por que según hablas rezumas experiencia vital. Gracias por esas palabras, aunque aquí lo único magistral ha sido vuestra iniciativa y cómo muy bien me dijiste el otro día el disfrutar de las lecturas y sobre todo de las gentes (incluido los que conocemos o nos acercamos más con este tipo de iniciativas). Un abrazo de corazón y gracias por tus palabras!!

    ResponderEliminar
  15. Buenas noches..

    Sigo teniendo fe en la personas, y este mundo es maravilloso.. gracias por ser parte de el...

    Besotes

    ResponderEliminar
  16. Chema. gracias por tu visita a mi blog. Me quedo con tus palabras:
    Todos debemos tener "fe" en algo, y de hecho así es, pero también es cierto que en esa "fe", tenemos la libertad de elegir dónde depositarla, con quien compartirla, que nunca bajo ningún concepto sea impuesta u obligados a declarar sobre ella.
    si muchos hicieran así no habria tantos conflictos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Has hecho un trabajo laborioso y muy bien revelador para profundizar despacio...gracias por tu aportación, tu visita me ha gustado mucho.
    Un abrazo de Begoña

    ResponderEliminar
  18. Arduo trabajo de investigación sobre la fé. Te felicito. Muy edificante! Tengo fé en Dios (mi socio)y en la humanidad. Te sigo! Un abraXo

    ResponderEliminar
  19. Amigo he entrado hoy como 5 veces en tu blog es que leí y quice comentar pero no me lo permitia ,gracias por tu visita y hoy realmente hemos estado unidos por la fe,abrazote.

    ResponderEliminar
  20. Hola CHEMA
    Un gusto conocerte y poder leer lo que escribes con tanta lucidez de ideas, un resumen perfecto de lo que implica la fe.
    Se podría decir (siguiendo a Rousseau) que soy de los que creen en la humanidad, pero también en un Ser supremo. Como mencionan anteriormente va a ser necesario leerte con mayor detenimiento. Muchas gracias por este gran post y también por tu visita.

    ResponderEliminar
  21. Hola Chema:
    Muchas gracias por tu visita en mi blog.
    Has hecho u8n trabajo muy bien elaborado e informativo.
    Enhorabuena.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  22. Un trabajo hecho de buena fe. jjj.

    ResponderEliminar
  23. Hola, Chema:

    La iniciativa bloguera nos ha permitido conocer otros blogs y puntos diferentes en cuanto a la FE, cada uno desde su mirada, porque la FE tiene conceptos muy amplios y distintos desde la mirada de cada uno.

    Me alegra mucho haber conocido tu blog, y que te agradezco mucho el haber venido a conocer los míos y dejaras tus huellas.

    Acabo de ponerte como seguidora, y añadirte en mis listas de blogs, porque no quiero perder de vista a esta joya de blog que me ha permitido descubrir la FE.

    Sabemos que los tiempos son difíciles, pero no por ello debemos perder fe en pensar que un futuro será mejor y que se solucionarán las cosas, tampoco debemos perder la fe en los demás, ni en la amistad, ni en el amor, ni siquiera en uno mismo cuando desfallecemos por algún problema, porque no debemos darnos por vencidos, debemos creer, tener esperanza, para seguir caminando, porque sino encontraríamos oscuridad y vacío en en el caminar.

    Mil gracias por permitirme, gracias a ti, venir hasta tu precioso blog, el cual, me ha encantado.

    Un beso, Chema.

    ResponderEliminar
  24. Chema es un lujo pasar por tu blog, has definido tan digna y escrupulosamente la palabra FE que me maravillo de lo poco que creemos que sabemos, veo que tocamos bien la misma materia. Y me enorgullece ver que de los blogs puede haber personas tan diferentes y a la hora tan unidas en una causa común. La pena es que sea a escala tan virtual. ¿Te imaginas si se extendiera al mundo entero...?

    Me ha encantado tu exposición Chema un placer leerte.

    Feliz domingo

    Saludos cariñosos

    ResponderEliminar
  25. Menuda explicación, Châpeau! Feliz domingo amigo

    ResponderEliminar
  26. Efectivamente Chema, la libertad y respeto debe ser la piedra angular. Me cautivan tus pensamientos amigo. Mil gracias por compartirlos con tod@s. Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. "Todos debemos tener "fe" en algo, y de hecho así es, pero también es cierto que en esa "fe", tenemos la libertad de elegir dónde depositarla, con quien compartirla, que nunca bajo ningún concepto sea impuesta."
    Me quedo con este pedacito de tu fe, porque creo que es vital creer en algo y se torna el motor de nuestra vida.
    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Cada uno tiene un concepto de fe, el tuyo hace que reflexionemos. Un saludo.

    ResponderEliminar
  29. Hola Chema:
    muchas gracias por tu visita en mi blog.
    Sabes te felicito mporque has hecho una entrada muy laboriosa.
    Efectivamente nos iremos ligeros de euipaje.
    Por esto a mi me gusta tener aparte de la fe en Cristo que para mi es un regalo que me hicieron mis padres, ser feliz con las cosas más sencillas.
    Te diré mirar una flor, contemplar el mar, participar mentalmente de la belleza de la creación y dar gracias aDios con toda mi Fe.
    Sabes, yo también respeto otras maneras de pensar y filosofías siempre que sean de PAZ Y ARMONIA y respeten a las personas, animales y naturaleza (nuestra madre tierra).
    Pensaba que ya te había ya comentado.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  30. Como buen arqueólogo has desempolvado y tratado hasta el último resquicio de la fe, la que dicen que mueve montañas y la que es sinónimo de confianza en la humanidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Buenas Chema.Te felicito por tu gran escrito.La fe,para mi, está incluida en nuestra esencia de ser humano, porque lo primero es tener fe en unos mismo en que somos capaces de hacer para vivir el día a día y marcarse nuevas metas para ser logradas. Por eso la fe no debe ser impuesta y debe ser respetada, cada uno tiene su camino y elige la manera de hacerlo. Como tu bien dices tenemos la libertad de elegir donde depositarla y con quien compartirla.
    Como siempre un placer leer tus escritos y como siempre animarte a seguir escribiendo.
    Un beso y cuidese ;)

    ResponderEliminar
  32. Balovega, Igualmente!! Te doy las gracias por ello!! Precioso el poema de Rubén Dario que pusiste en tu blog. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  33. Luzysolyluna, coincido plenamente con tu pensamiento. Gracias por tu visita. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  34. Begoña, tu visita también me ha gustado mucho. Un saludo y gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  35. Marilyn Recio, exquisita la sensibilidad que muestas en tu blog!! Es un placer tu visita. Yo también te sigo. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  36. Fiaris, te pido disculpas, al igual que a alguna persona que ya me ha comentado que no os dejaba poner los comentarios o entrar en vuestro perfil para poder comentar. Estar unidos es algo maravilloso y si es por un tema cómo la fe, es una auténtica guinda. Un abrazo emotivo!!

    ResponderEliminar
  37. Carmen Rosa, gracias por tus palabras, lo más maravilloso es aprender de los demás con sus creencias y con sus vivencias. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  38. Monserrat Llagostera, y en efecto así lo habías hecho y cómo tal ya aparece tus dos comentarios. Agradecido por ellos. Coincido completamente con tus palabras. La Paz y la Armonía han de ser imprescindibles para el respeto y tener un día a día de colaboración y apoyo de unos y otros con los demás. Un abrazo y un placer recibir tus comentarios. El segundo es realmente instructivo.

    ResponderEliminar
  39. María, tus palabras son realmente cautivadoras. Grcias de corazón!! Tus blogs son realmente exquisitos y poder leerlos un auténtico lujo. Gracias una vez más por seguirme, por tus palabras y por participar junto a tanta gente en este encuentro bloguero sobre la fe. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  40. Lisebe, tu reflexión es muy interesante. Muchas veces he pensado en ello, será fantastico por que conseguiremos por varias veces extender al mundo entero una serie de mensajes para fomentar valores, unidad y que cada uno pueda expresarse con libertad. Este 8 de octubre y nuestra fe, la de todos y su plasmación ya son un ejemplo de lo que se puede hacer con muy poquito. Confio en que se pueda extender. Un abrazo y el lujo es poder contar con comentarios cómo el tuyo. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  41. Oscar, Yo me quito el Chapeau cuando veo las fotos que nos muestras en tu blog. Ánimo con ello!! Gracias por acercarte por estas tierras!! Un saludo!!

    ResponderEliminar
  42. Costampla, gracias por tus palabras apañero. En la diversidad y el respeto se encuentra la sonrisa de tu vecino cada vez que se acuerda de ti, por diferente que piense. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  43. Cris, gracias por tus palabras. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  44. Juan Antonio, lo bonito es poderse expresar, leerse y compartir experiencias. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  45. Javier, muchas gracias por tus palabras. Maravillosa esta iniciativa para hablar sobre la fe. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  46. Eva, me cuido, me cuido. Gracias por ese comentario. Sin tus ánimos, sabes que este blog nunca se habría materializado. Para mí significan mucho. Un abrazo enorme!! Y un beso muy cariñoso!!

    ResponderEliminar
  47. ¡Hola! Felicidades, ha sido todo un esfuerzo hacer ese artículo y llevarnos de la mano de la historia. Me ha gustado especialmente eso, el marco histórico con que optado a contarnos tu visión de la fe. Un abarzo grande.

    ResponderEliminar
  48. Hola Chema

    Me ha gustado mucho tu entrada, por el enfoque global que le das. Hablas de ella desde el origen filosófico y etimológico pasando a lo más sencillo yhumano.

    Muy buena entrada, muy completa.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  49. Bueno, sin temor a equivocarme puedo decir que es el post más completo que leí sobre la fe en esta "cruzada bloguera" sobre la fe.
    Un repaso histórico y etimológico del concepto, cargado de opiniones consistentes sobre el "apresamiento" del concepto de fe por la religión.
    A mi me pareció muy buena película Ágora, pero puedo entender por qué no tuvo tan buena repercusión...
    En cuanto a los ídolos, pareciera inevitable en la mente del hombre no tenerlos, esa idealización sobre alguien pareciera inherente a todo ser pensante. El problema es claro, cuando no se hace ningún tipo de critica, luego viene la discriminación, racismo, homofobia y demás prejuicio que comentás. Es una pena entonces que esa misma gente "aprisione" y quiera acaparar el significado de semejante significante.
    Pero hay que tener fe por retomar la fe a su cauce y devolverle un significado pleno que ha ganado por derecho.
    Qué decir, comparto plenamente cada palabra del post, siempre intento marcar alguna diferencia o algo que no comparto, pero esta vez no tengo nada por decir.
    De acuerdo también hasta en el detalle de la estafa, excelente observación!

    Un gusto haber participado en esta iniciativa, he leído de todo, un placer. Estaré atento a próximas publicaciones tuyas ;)

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  50. Julio, me alegro que te haya gustado. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  51. Maria Eugenia, Esa era la idea, bien reflejado. Un saludo!! Gracias por tus palabras!!

    ResponderEliminar
  52. Memiliano, agradezco de veras tus palabras. La fe en sí no es mala, al contrario, pero es cierto que también hay gente que se aprovecha de ello o que la utiliza o manipula para conseguir ciertos objetivos (a veces a sabiendas, otras de forma más inocente. El debate que se produce en los s. II-IV d. C. entre "tendencias neoplatónicas" y los "Padres de la Iglesia" es realmente un ejercicio intelectual enriquecedor, lo que ocurre con posterioridad, es un ejemplo de violencia desmedida con el resultado del fin de un sistema de vida. En Ágora se observa perfectamente ese cambio. Aun cuando Egipto es un caso particular no extrapolable. Lo cierto es que el paso a la única religión oficial por parte del Imperio Romano bajo el cristianismo, por parte del Concilio de Nicea en el 313 d. C. supuso un duro golpe para el respeto entre las religiones. Encantado de recibir tus visitas y tus comentarios. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  53. Hola Chema!!!
    Sinceramente, no se ahora mismo qué comentario dejarte, aparte de un aplauso...

    Como ya han dicho Adrián y Senovilla, el post es MAGISTRAL, de verdad, y cualquier cosa que se me ocurre dejarte no creo que esté a la altura.
    Una entrada para volver a leer con más calma, y no una sino 100 veces.

    Lo único que ahora mismo te puedo añadir es que, estando de acuerdo contigo, matizo una de las frases: "Todos debemos tener "fe" en algo". Bajo mi punto de vista, todos "tenemos" fe en algo, lo único que nos diferencia es la interpretación personal que cada uno le damos al concepto.

    Volveré a leerla de nuevo.
    Buen inicio de semana. Un beso.

    ResponderEliminar
  54. La fe unió a cantidades blogs de una sola vez. Interesante su aportación
    Un cordial saludo de José Ramón desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  55. Nkkita, ese comentario ha estado más que a la altura. Las opiniones personales, pensar por uno mismo, darle tu sentido o reflexionar poniendo nuestro granito de arena, siempre que hacemos eso nuestros comentarios están a la altura. Cada uno tenemos una forma de expresarnos y créeme, ser conciso y claro es una gran virtud (que a mi me cuesta horrores). Gracias por ese comentario y estoy completamente de acuerdo con tu matización de que "todos tenemos fe en algo". Un beso!! Si te ha gustado no la leas más a ver si la mangamos. Ja,ja,ja!! ;)

    ResponderEliminar
  56. José Ramón, un gran encuentro de blogs por un gran tema. Felicidades por su aportación también. Lo más importantes es poder compartir y enriquecernos con todos estos aportes. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  57. Creo que has metido toda la fe en el mismo saco y eso siempre es un error. Yo hablo de la Fe que mueve a una persona a renunciar a su vida privada, a la familia y el éxito, para dedicarse a los que no tienen nada. Esa Fe no tiene explicaciones filosóficas. Es algo que se siente o no se siente. Cuando alguien es cristiano eso le compromete a actuar en comunidad y a opinar sobre lo que no le parece bien, con respeto por supuesto pero también con claridad. No se puede ser creyente y desentenderse de la sociedad. Un saludo.

    ResponderEliminar
  58. Susama, esa Fe no tiene explicaciones filosóficas, por que se basa en dogmas, en dogmas de fe. La fe de ayudar a los demás, es maravillosa (creo que lo he dejado claro arriba), siempre admiraré y colaboraré incluso en intentar ayudar a los demás, y precisamente quien hace ese sacrificio tiene mucho más mérito (y esta sociedad no se lo reconoce y debería reconocérselo). Yo hablo de que ayudar a los demás no entiende de dogmas de fe. En todas las religiones se habla de ayudar a los demás, de dejarlo todo y emprender una vida de dedicación absoluta a los demás. Pero al final ha de hacerse bajo unas órdenes religiosas, o bajo unas banderas, o bajo unas organizaciones, que están jerarquizadas, que tienen sus corrupciones, que parasitan y convierten la ayuda a los demás en una sistema de vida (en el que incluso algunos se enriquecen). Por eso (igual me equivoco pero es lo que pienso) no meto a todo tipo de fe en un mismo saco, lo que si hago es respetar a todas los tipos de fe (incluida la fe en el relativismo, o en el ateismo, o en el agnosticismo, o en un sinfin de creencias) y darles el mismo valor. La persona de la que hablas (que las hay y muchas y son excelentes y maravillosas y ojalá hubiese más cómo esas personas) bien sea cristiana (en todas sus vertientes que te aseguro que no son pocas) , de la cruz roja, de la media luna, hinduísta, confuccionista o atea hasta la médula, pero que decide sacrificar su vida por los demás, encima de tener que luchar contra todo, tiene que luchar contra sus propios "jefes" de orden religiosa, de ONG, etc. Cuando uno ve ciertas cosas al final si decide seguir ayudando es por vocación de ayudar a los demás. Pero que ninguna religión se apodere de la solidaridad y de la ayuda, y de la cooperación a los demás y que diga que se hacen esas cosas en su nombre. Si lo hace, es cómo si dice que tal partido político ha ayudado a tal sector de la población y que sin su ayuda se estaría mucho peor. No digo que no tenga razón, digo que al hacerlo entra en política (nunca mejor dicho)para sacar un rédito, para sacar una imagen. Con este ejemplo creo que se entiende perfectamente que claro que hay políticos honestos, maravillosos y que sin cobrar un duro dejan sus pestañas y horas de su vida privada por ayudar y hacer mejor a su pueblo, pero que nadie me diga que tal o cual partido político utiliza con sus comportamientos cotidianos un ejemplo a seguir, totalmente transparente y de dar por dar, sin recibir nada a cambio. Con los jerarcas de la fe, ocurre lo mismo. Gracias por tu comentario, por dar a conocer tu punto de vista y por intercambiar estas palabras. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  59. Hola, Chema
    He tenido el placer de participar en esta convocatoria, pero por problemas de tiempo, no he podido seguir a tiempo los comentarios de todos los demás. Una gran entrada, sin duda. Yo pienso que la fe, a nivel personal, es buena para quien se sienta ayudado por ella. Por lo demás suscribo tu último párrafo al cien por cien.
    Saludos

    ResponderEliminar
  60. Buenas noches..

    Yo así seguiré como lo hacen pocos,
    buscando en la vida mis sueños locos
    y si algo pasara ¡Escucha lo que te digo por todos los tiempos, yo seré tu amigo!

    Feliz día de la Hispanidad .. ..besotes

    ResponderEliminar
  61. Xibelius, tus relatos son maravillosos. La tierra de la que hablas en tu blog, qué decir de ella. Mis primeros recuerdos son de una tormenta impresionante (para un niño de 2 años) en la inmensidad de aquel enorme y mágico lago glaciar donde respirar es sentir los robles, donde mirar es dirigir la mirada hacia la calma y la paz, donde dicen su nombre y el eco reproduce Sanabria, donde poder atravesar el lago en barca, o disfrutar de un amor en sus orillas, es ciertamente experiencias que nunca olvidaré. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  62. Balovega, buenas noches y te deseo un feliz día de la hispanidad!! Un día de fiesta sin duda. Un día para celebrar una hermosa hermandad. Un beso!!

    ResponderEliminar
  63. don Gerardo de Suecia, le devuelvo el saludo!!

    ResponderEliminar

Si te ha gustado dale un par de clicks a la publicidad en la barra lateral. Gracias por tu visita.