Ads 468x60px

Push your language´s flag to translate this website

Catalá Galego Português English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Flashmob. Impactantes reuniones del siglo XXI






Llamados flashmob, hay unas particulares reuniones que se están poniendo de moda últimamente, a través de los "mass media" o de las "redes sociales". Para ello se tienen que dar una serie de condiciones. La primordial de todas ellas es la aparente espontaneidad con la que se producen. No hay un organismo oficial o asociación o plataforma que inste a estas reuniones masivas. Es la gente de a pie, a título individual o en un pequeño grupo de amigos o conocidos de donde salen estas iniciativas y a través de los medios antes enunciados su transmisión provoca el aumento de eslabones en la cadena. Sus participantes son gente normal que se presta a ello y que a través de sus contactos genera más y más miembros. Algo así como una conga en un pub o discoteca en la que de dos o tres personas iniciales, comienzan a bailarla y en breve todo el local está formando una única cadena.
El poder de convicción de "la masa" fue muy bien estudiada en su momento por Ortega y Gasset, y es por lo tanto un invento de principios del siglo XX y no de sus últimas décadas cómo se puede llegar a pensar. La mayor parte de los individuos que conforman ese grupo concreto en ese momento, e independientemente de su origen o estratificación social, van a perder sus valores individuales para dejarse llevar por el impulso de la sociedad de masas. Cuando esta "masa" surge espontánemente para protestar o con ánimo de protagonizar incidentes que atenten contra algún bien público o privado pasaría a ser una "turba" que en ocasiones de forma incontrolada puede llegar a protagonizar incidentes que cualquiera de sus miembros por sí solos jamás habrían sido capaces de hacerlo.

Pero los flashmob a los que me refiero no tienen una finalidad concreta para una protesta, en realidad no tienen una finalidad concreta, más que la de la propia diversión y en este caso es la "masa" en bloque la que genera la diversión (cómo también lo consiguen las hinchadas de deportes multitudinarios cuando realizan la conocida "ola" o famosos festivales musicales donde alguien se arroja al público y lo llevan sobre las cabezas de los demás pasándoselo con las manos de unos a otros.

Lo novedoso que sí creo que se trate de algo relativamente reciente es realizarlo de forma natural buscando el factor sorpresa. Es decir el efecto que nos impacta, el provocar a unos pocos o a cualquier transeúnte despistado una reacción de anonadamiento y que lo que menos se puedan imaginar los protagonistas indirectos de esta historia es que un gran número de personas a la vez realizara una serie de acciones perfectamente coordinadas (cuantas más mejor) y sin venir a cuento, sin finalidad alguna.

Así, la inicial conga que comenzó con dos o tres personas moviendo las piernas para los lados sin esperarlo en dos o tres minutos puede convertirse en una cadena que se zarandea como un ciempiés humano formado por un par de docenas de individuos. Bien es cierto que también puede convertirse en una acción no continuada y por lo tanto en ese par de minutos y con solo unas 6 o 7 personas el minigusano se deslavaza con cada elemento dirigiéndose hacia una dirección.

Hay varios flashmob que han tenido una aceptación multitudinaria cómo casi todos hemos podido comprobar a través de nuestros e-mails, sobre todo a través de youtube. A continuación os ofrezco un vídeo del flashmob con mayor participación hasta la fecha y que se produjo en Chicago en octubre de 2009, cuando la conocida presentadora americana Ophra Wingsfrey estaba encima del escenario en directo realizando su conocido programa. Al principio lo que parecía unas pocas personas entusiasmadas por el concierto (que suele ocurrir en casi todos los conciertos) acabaron destapando un flashmob de unas 21.000 personas, uno de los mayores conocido.

Lo cierto es que un maravilloso vídeo en el que a medida que se avanza se logra captar la esencia del espíritu del flashmob y la agradable sensación provocando el contagio inconsciente y mientras se observa es inevitable empezar a moverse al ritmo de la música, los brazos, la cabeza, etcétera. Espero que os guste...Tened paciencia con los 1,38 primeros minutos en los que se habla del grupo musical que da el concierto (sobre todo para aquellos que lo del inglés os supere), os aseguro que a medida que se va desarrollando la canción la reacción del público es realmente sorprendente, in crecendo hasta que llega un final apoteósico...

¿Participaríais en un flashmob? ¿?Habéis participado en alguno?¿Qué os parece?¿Conocéis más flashmob originales? ¿Impresiona?


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Si te ha gustado dale un par de clicks a la publicidad en la barra lateral. Gracias por tu visita.